Madre de Dios,  Perú

Madre de Dios: 3 días en plena selva peruana

El fin de semana pasado estuvimos en Madre de Dios gracias a Promperu, que está llevando a cabo una campaña de promoción de la selva peruana a través de su programa de viajes «¿Y tú qué planes?». Podéis ver sus paquetes turísticos en su página web o seguirlos en su Instagram.

El viaje fue un no parar de actividades y visitas a lugares mágicos. Si ya amaba la selva antes, he vuelto aún más fascinada del pulmón del mundo. ¿Quieres saber todo lo que hicimos? ¡Entonces sigue leyendo!

🛫 ¿Cómo llegar?

Madre de Dios tiene acceso tanto por tierra como por aire. Obviamente la forma más rápida siempre va a ser el avión, en este caso usando el Aeropuerto Padre Almiz en Puerto Maldonado, al que únicamente llegan vuelos internos desde Lima y Cusco con las aerolíneas Avianca, LATAM y Star Perú.

Por carretera también podrás llegar siguiendo la Ruta interoceánica Brasil – Perú, que cruza ciudades como Arequipa, Puno o Cusco y conecta con Brasil.

Resultado de imagen para interoceanica norte
Carretera Interoceánica. Fuente: Gestión

🏨 ¿Dónde Alojarse?

Encontrarás muchas opciones para hospedarte cerca de Puerto Maldonado o incluso en la misma ciudad. Las ventajas de alojarse en un hotel de ciudad es que encontrarás menos bichos, y que normalmente es bastante más barato, pero ya que vas a la selva yo no perdería la oportunidad de vivir la experiencia completa y quedarme en un lodge en medio de la naturaleza.

Eso sí, si escoges la opción del lodge deberás tener en cuenta que al tratarse de áreas protegidas los suministros son reducidos: la electricidad está restringida a ciertas horas del día, normalmente no hay wifi ni cobertura, el acceso es a través de barcas por el río, y nadie te va a salvar de la flora y fauna, es bastante probable que te cruces con alguna araña o que los monos aulladores te molesten en las noches.

Lodge en Madre de Dios. Fuente: @akkicris89

📸 ¿Qué visitar?

City tour Puerto Maldonado

Puerto Maldonado es la capital de la región, y tiene varios lugares interesantes que puedes visitar. La Plaza de Armas fue restaurada hace poco, así que es el momento perfecto para sacarte una foto en las letras de la ciudad o para observar los dos árboles de mango que cuentan con cientos de años.

Para inmortalizar los mejores atardeceres amazónicos acércate a la Plazoleta y mirador Miguel Grau. Desde ahí también podrás ver los ríos Madre de Dios y Tambopata. Y justo enfrente encontrarás el Puente Billinghurst, el más largo del país con sus 723 metros de longitud.

Mariposario Tambopata

El mariposario Tambopata es el primer criadero y exhibición de mariposas vivas del Perú, y cuenta con más de 30 especies en sus instalaciones. Se encuentra cerca del Aeropuerto de Puerto Maldonado, y abren de lunes a sábado de 08:00 a 17:00 y los domingos y feriados de 09:00 a 17:00.

Tienes los precios de 2019 en mi Biblioteca Viajera, donde además encontrarás un montón de información útil para tu viaje a Madre de Dios. Accede pulsando aquí.

Castaña Amazon Park

He de reconocer que si no me hubiesen llevado a esta excursión yo no habría ido jamás por mí misma. Pero ¡qué bueno es a veces dejarte sorprender! Lo cierto es que fue una de las experiencias más divertidas del viaje.

Se trata de un parque vivencial donde te enseñan cómo viven los castañeros y te hacen vivir el proceso completo de la recogida, pelado y preparación de la castaña. ¡Yo no atiné ni una vez a meter el fruto en mi canasta! Espero que tú si lo consigas 😉

Lago Sandoval

Esta es sin duda la excursión que más me gustó. Créeme cuando te digo que la visita a Madre de Dios vale la pena aunque sea solo por ver este lago. Es una maravilla de principio a fin.

Para llegar tienes que hacer un trekking de 1 hora de muy baja dificultad, en el camino nosotros nos cruzamos con monos, un armadillo, serpientes y guacamayos. Si tienes la oportunidad visítalo al atardecer (pero ten en cuenta que la vuelta la deberás hacer de noche, así que ten preparada tu linterna).

Tras el trekking te esperará una canoa en la que atravesarás la selva, y de repente… el Lago Sandoval aparecerá ante ti. No hay palabras para describir su belleza, si quieres ver mis historias destacadas en Instagram pulsa aquí. Nosotros tuvimos la suerte de ver incluso nutrias.

Centro Cachuela

Este proyecto es un centro de 25 hectáreas con un montón de áreas verdes, ríos y aguajales para hacer trekkings, pasear entre los puentes colgantes o hacer pesca. Nosotros subimos hasta un mirador de unos 250 metros y luego aprendimos a preparar el cacao y hacer chocolate caliente.

Te dejo aquí su página web para que veas todas las actividades que ofrecen. Lo más interesante del proyecto es que trabajan junto con las comunidades locales para el desarrollo ecosostenible de la zona.


Definitivamente, la selva tiene un encanto especial. Ojalá te haya animado a vivir todas estas experiencias. Recuerda que puedes ver mis posts e historias sobre mi viaje en Instagram. Y que cualquier duda que tengas estaré encantada de resolvértela por aquí o por las redes sociales.

Otros posts:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *