Lima,  Perú

Un domingo en la Huaca Pucllana

Hacia el 500 d.C. el distrito de Miraflores, en Lima, lo ocupaba la cultura Lima, y en él construyeron un centro ceremonial y administrativo del que hoy en día podemos apreciar solo un fragmento, puesto que en realidad abarcaba una extensión mayor a las 15 hectáreas, y llegaba a lo que es hoy la Bajada Balta.

La Huaca Pucllana no fue técnicamente una ciudadela, sino un centro ceremonial donde residía una elite sacerdotal y desde donde ejercían poder hacia la zona del valle que les correspondía. El recinto está hoy muy bien conservado, e incluso podéis entrar al restaurante a degustar la comida peruana con unas vistas excepcionales.

Huaca Pucllana
Representación de la vida en la Huaca Pucllana

Construcciones antisísmicas

La Huaca está construida con adobitos, un tipo de adobe pequeño, delgado y alargado, aglutinados unos al lado del otro en forma inclinada y vertical (la técnica del librero le llaman los expertos), con una separación entre ellos de alrededor de medio centímetro: en el medio del muro los adobitos están rectos, y en los lados están inclinados hacia el centro. ¿Por qué lo hicieron así?, la respuesta es simple: son construcciones antisísmicas, ponerlo en forma inclinada y con separación entre ellos sirve para liberar toda la energía y si se inclinan hacia el centro se evita el efecto dominó.

El lugar posee dos zonas bien diferenciadas: la Gran Pirámide donde se celebraban los cultos, y la parte baja formada por plazas donde se realizaban las actividades cotidianas. Al parecer, en épocas posteriores se establecieron otros pueblos más humildes cerca del centro ceremonial, y restauraron el lugar usando técnicas diferentes, aunque no tan sofisticadas como la de los limas, por lo que los derrumbes fueron muy habituales. Además, se han encontrado restos humanos de sacrificios (sobre todo de mujeres) como ofrenda a los dioses. Y otro detalle curioso es que casi todo el complejo ha sido construido con orientación hacia el mar, debido a la admiración y respeto que le tenían a este.

Además, en el recorrido podréis ver un huerto con la comida que cultivaban entonces y un pequeño establo con llamas, alpacas y cuys. Tened en cuenta que la visita guiada está incluida en el precio de la entrada, y que el tour es aproximadamente de 45 a 75 minutos. Os dejo abajo los datos más útiles. ¡Animaos a visitar este lugar y llevad a alguien especial a comer a su restaurante, es de mis favoritos de Lima!

Información útil sobre Huaca Pucllana

Dirección: calle General Borgoño s/n, cuadra 8, Miraflores (Lima 18, Perú).

Horarios y tarifas

Servicio diurno: de Miércoles a Lunes – 9:00 a 17:00h. Entrada general: S/12.00. Entrada reducida: S/6.00.

Los primeros domingos del mes la entrada es gratuita.

Servicio nocturno: de Miércoles a Domingo de 19:00 a 22:00h. Entrada general: S/15.00. Entrada reducida: S/7.50.

Por razones de seguridad, el circuito nocturno no incluye la visita a la cima de la Gran Pirámide.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *